No Amemos la Cárcel

Hace un tiempo, leí un pasaje que me impacto de gran manera. Hay veces existen autores que escriben en su tiempo pero parece que estuvieran describiendo el nuestro. Son hombres de gran sensibilidad para los problemas del hombre y su condición. El problema de la pornografía apenas se a empezado a tocar. Aun así  han habido hombres con gran pensamientos en estos temas sin saber realmente a lo que se iban a convertir. 

Behind-Bars.jpg

Comparto con ustedes un comentario que hizo C.S. Lewis en 1956 sobre el peligro de la fantasía y la pornografía. Y aunque fue escrito hace 70 años, todavía continua con la misma relevancia hoy.

"Para mí, el verdadero mal de la masturbación sería que toma un apetito que, en uso lícito, conduce al individuo a sí mismo, para completar (y corregir) su propia personalidad en la de otra persona (y, finalmente, en hijos e incluso nietos) y la voltea, envía al hombre de vuelta a la prisión de sí mismo, para ahí mantener un harén de novias imaginarias. Este harén, una vez admitido, va en contra de su salir y realmente unirse con una mujer verdadera. Porque el harén es siempre accesible. , siempre subordinada, exige ningún sacrificio o ajustes, y puede estar dotado de atracciones eróticas y psicológicas que ninguna mujer puede rivalizar. Entre las novias oscuras él siempre es adorado, siempre el amante perfecto. Nunca están pidiendo contra su voluntad. Al final, llegan a ser el medio a través del cual el, cada vez se adora el mismo más y más ... Después de todo, casi todo el trabajo principal de la vida es salir de nosotros mismos, fuera de la cárcel oscuro en la cual todos nacemos. La masturbación debe ser evitada como todas las cosas que retrasan este proceso. El peligro es de llegar a amar a la cárcel”. -C.S. Lewis